Aportes de un especialista en transporte , para el Gran La Plata

Domingo, 8 de Feb de 2015

por: Damasita Gonzalez...

Aportes de un especialista en transporte , para el Gran La Plata. Imagen Miniatura

 

En la Fundación Tecnológica del Plata, el Ing. Fernando Frediani presentó el  trabajo donde  se aborda el problema del transporte público de pasajeros en ciudades medias de América Latina, mediante el estudio de caso de la Región del Gran La Plata, Argentina. 

Se reconocen problemáticas comunes a dichas ciudades, generadas por el acelerado proceso de urbanización.

 Las soluciones sectoriales basadas en el transporte automotor de pasajeros, como única alternativa de servicio público resultan, generalmente, insuficientes para dar respuesta a los problemas existentes. Las modernas soluciones tecnológicas disponibles para diferentes intensidades de tráfico permiten optimizar soluciones, contemplando los aspectos energéticos, ambientales, de seguridad, confort y costos de operación e inversiones que hagan viable su adopción. 

En el caso del Gran la Plata, la elección de un sistema de tranvías eléctricos aparece como una solución de factibilidad técnico-económica, articulando un eje de transporte masivo sobre el que confluyan en forma complementaria los otros modos de transporte.

Análisis de Factibilidad. Los tranvías son sistemas de tracción eléctrica y rodadura metálica que operan en las calles compartiendo el viario con el resto de los modos. La convivencia de esta modalidad con usos urbanos tradicionales, peatones y ciclistas hace de este modo el más apropiado en situaciones urbanas muy consolidadas, con una vía guiada que ofrece una seguridad incomparable respecto de los autobuses, donde se depende fundamentalmente de la pericia del operador. Este medio permite una adecuada preservación ambiental, ya que mejora sustancialmente los indicadores de emisiones de CO2, bajando más de diez veces los resultados respecto de una vía mixta entre buses y automóviles[1]. Asimismo, la preservación sonora es altísima si la comparamos con cualquier modo que dependa de la combustión de hidrocarburos. Tanto es así, que el nivel de sonido propagado por un tranvía en funcionamiento equivale al de tres motores de automóviles regulando. Con respecto al ahorro energético, a igualdad de cantidad de personas transportadas, un bus necesita casi tres veces la energía que precisa un tranvía, además de utilizar fuentes no renovables y la inminencia del agotamiento del recurso a nivel planetario. Y en torno al espacio público necesario para este modo, puede plantearse como el más racional, ya que necesita una escasa cantidad de m2 aprovechando este ahorro de espacio para usos alternativos. También es un medio adecuado a una demanda intermedia, no tan baja para que pueda absorberse con un sistema de BRT, ni tan alta como para justificar un ferrocarril.

 

Nota: 

[1] Dato extraído del Informe de la consultora Transvectio «Estudio Integral de Transporte y Uso del suelo en el Corredor Norte-Sur, en su capítulo «Estructura del STM seleccionado, item Justificación del Sistema Seleccionado», considera la contaminación generada en el lugar de origen de la energía para el tranvía. 2008-2009.